El consumo de marihuana marca un máximo histórico entre adultos de edad universitaria en 2020

Un estudio anual patrocinado por los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) revela tendencias cambiantes en el consumo de drogas entre estudiantes universitarios y jóvenes de edad universitaria

Imagen
Estudiantes universitarias con máscaras en el campus.
Foto: ©iStock.com/FatCamera

El consumo de marihuana continuó aumentando entre los estudiantes universitarios en los últimos cinco años y se mantuvo en niveles históricamente altos entre los jóvenes de edad similar que no asisten a la universidad en 2020, según los resultados de una encuesta del estudio de panel Monitoring the Future (MTF) de 2020 . Se trata de los niveles más altos de consumo de marihuana registrados desde la década de 1980. La encuesta también halló que el vapeo de marihuana y nicotina se niveló en 2020 luego de los marcados aumentos reportados cada año desde 2017, tanto para estudiantes universitarios como para los jóvenes de la misma edad que no asisten a la universidad.

Entre los estudiantes universitarios, específicamente, también hubo un aumento significativo en el consumo anual de alucinógenos y una disminución sustancial y significativa en el consumo actual de alcohol entre 2019 y 2020.

“La pandemia de COVID-19 modificó drásticamente la manera en que los jóvenes interactúan entre sí y nos ofrece una oportunidad de examinar si las conductas de consumo de drogas se han modificado con esos cambios”, dijo la Dra. Nora D. Volkow, directora del NIDA. “De aquí en adelante, será esencial investigar cómo y cuándo esta población joven consume distintas drogas y el impacto de estas variaciones conductuales con el tiempo”.

El estudio Monitoring the Future (MTF) ha estado realizando el seguimiento anual del consumo de drogas entre estudiantes universitarios y adultos de entre 19 y 22 años que no asisten a la universidad desde 1980. Financiada por el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA) —parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH)—, la encuesta se realiza anualmente y está a cargo de científicos del Institute for Social Research de University of Michigan, Ann Arbor. Los resultados se basan en datos de estudiantes universitarios entre uno y cuatro años después de su graduación de la escuela secundaria que están inscritos en una universidad de dos o cuatro años al mes de marzo del año de la encuesta, y se comparan con jóvenes graduados de escuela secundaria de la misma edad que no están inscritos en una universidad a tiempo completo. Los datos de la encuesta de 2020 se recolectaron en línea; se encuestaron 1,550 adultos de edad universitaria entre el 20 marzo de 2020 y el 30 de noviembre de 2020. Los resultados de la encuesta de 2020  están ahora disponibles en línea; a continuación se presenta un resumen de los hallazgos principales.

Consumo de marihuana: El consumo anual de marihuana ha seguido aumentando en los últimos cinco años entre los estudiantes universitarios, y en 2020 alcanzó el nivel más alto en más de 35 años. Entre los estudiantes universitarios, el 44% reportaron haber consumido marihuana el año anterior en 2020, en comparación con el 38% en el 2015, lo cual representa un aumento importante. Entre los adultos jóvenes que no asisten a la universidad, el consumo de marihuana en 2020 se mantuvo en 43% (el mismo nivel históricamente alto que se registró en 2018 y 2019).

En contraste, no se observaron aumentos similares ni niveles récord en el consumo de marihuana entre los estudiantes de 12.o grado en años recientes: en 2020, el 35% de los estudiantes del último año de la escuela secundaria reportaron haber consumido marihuana el año anterior.

Además, el consumo diario o casi diario de marihuana ha continuado aumentando entre los estudiantes universitarios desde 2015: en 2020, el 8% de los estudiantes universitarios reportaron consumir marihuana todos los días o casi todos los días, en comparación con casi el 5% en 2015. Por su parte, el 13% de los adultos de la misma edad que no asisten a la universidad reportaron consumir marihuana todos los días o casi todos los días en 2020, un nivel similar al de años recientes.

Vapeo de marihuana y nicotina: La encuesta MTF 2020 también registró la interrupción de los drásticos aumentos del vapeo de marihuana y nicotina entre los adultos de edad universitaria que se habían observado entre 2017 y 2019. Durante ese período, el porcentaje de adultos de edad universitaria que reportaron haber vapeado marihuana en los últimos 30 días creció más del doble: del 5 al 14% entre estudiantes universitarios y del 8 al 17% entre jóvenes no universitarios. En 2020, estos aumentos se estabilizaron: el 12% de los estudiantes universitarios y el 14% de los jóvenes no universitarios reportaron haber vapeado marihuana en los últimos 30 días. Similarmente, no hubo un cambio significativo en el vapeo de nicotina en 2020: el 19% de los estudiantes universitarios y el 24% de los encuestados no universitarios reportaron haber vapeado nicotina en los últimos 30 días, en comparación con el 22% y el 18% en 2019, y el 6% y el 8% en 2017, respectivamente.

Consumo de alucinógenos: El consumo de alucinógenos el año anterior (incluidos LSD, hongos psilocibios y otras sustancias psicodélicas) aumentó significativamente entre los estudiantes universitarios entre 2019 y 2020. Casi el 9% de los estudiantes universitarios reportaron el consumo de algún alucinógeno el año anterior en la encuesta de 2020, en comparación con el 5% en 2019. Entre los encuestados no universitarios, el consumo anual no aumentó en forma significativa; se mantuvo en alrededor del 10%, en comparación con el 8% en 2020.

Consumo de alcohol: En 2020, los estudiantes universitarios reportaron un consumo de alcohol significativamente menor que en 2019 en varias de las pautas medidas; el 56% reportó el consumo de alcohol en los últimos 30 días (en comparación con el 62% en 2019) y el 28% reportó haberse embriagado en los últimos 30 días (en comparación con el 35% en 2019). Para ambas mediciones, las tendencias del consumo de alcohol se habían mantenido estables entre 2015 y 2019. Además, el 24% de los estudiantes universitarios reportaron haber bebido en la modalidad de atracón (consumir cinco o más bebidas alcohólicas seguidas en las últimas dos semanas) en 2020, en comparación con el 32% en 2019.

Entre los encuestados no universitarios, las tendencias en el consumo de alcohol en todas las mediciones se mantuvieron estables en los últimos cinco años, sin que haya habido una disminución en 2020. En ese año, el 49% de los participantes no universitarios reportaron haber consumido alcohol en los últimos 30 días, el 22% reportaron haberse embriagado en los últimos 30 días y el 24% reportaron haber bebido en modalidad de atracón.

“Históricamente, los estudiantes universitarios han reportado los niveles más altos de atracones de alcohol en comparación con jóvenes de la misma edad que no asisten a la universidad. Este es el primer año en que los atracones de alcohol son similares en ambos grupos”, dijo el Dr. John Schulenberg, profesor de Psicología en University of Michigan e investigador principal del estudio de panel Monitoring the Future. "Si bien los atracones de alcohol han estado disminuyendo gradualmente entre los estudiantes universitarios en las últimas décadas, este es un nuevo mínimo histórico que puede reflejar los efectos de la pandemia de COVID-19 en términos de menor tiempo compartido con amigos de la universidad".

Otros puntos destacados de los resultados de la encuesta de 2020 de adultos de edad universitaria incluyen:

  • El consumo de cigarrillos continuó disminuyendo en los últimos cinco años hasta llegar a los valores mínimos de las últimas cuatro décadas en 2020, cuando el 4% de los estudiantes universitarios reportaron haber fumado el mes anterior; por su parte, el 13% de los encuestados que no asistían a la universidad reportaron haber fumado el mes anterior.
  • El uso no medicinal de anfetaminas (incluido el uso indebido de medicamentos para el trastorno por déficit de atención e hiperactividad, como Adderall®) continuó disminuyendo entre los estudiantes universitarios, con una reducción significativa en el uso anual, que en 2020 fue del 6.5%. Si bien los estudiantes universitarios han tenido regularmente mayor prevalencia en el uso no medicinal de anfetaminas en la última década, esta brecha se cerró en 2020, cuando el 6% de los jóvenes no universitarios reportaron consumo el año anterior.
  • El uso indebido de opioides recetados continuó disminuyendo entre los estudiantes universitarios y los jóvenes no universitarios, con reducciones importantes en el transcurso de cinco años en el consumo anual de ambos grupos. En 2020, el 1% de los estudiantes universitarios y el 3.5% de los jóvenes de la misma edad que no asisten a la universidad reportaron el uso no medicinal de opioides (drogas narcóticas, sin incluir heroína) el año anterior.

La publicación de los resultados de la encuesta Monitoring the Future 2021 sobre las conductas de consumo y las actitudes relacionadas con las drogas entre los adolescentes de Estados Unidos está prevista para diciembre de 2021.

Acerca del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA): El NIDA forma parte de los Institutos Nacionales de la Salud, una dependencia del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos. El NIDA patrocina la mayor parte de la investigación mundial sobre el impacto que el consumo de drogas y la drogadicción tienen sobre la salud. El Instituto conduce una gran variedad de programas para orientar políticas, mejorar la práctica y avanzar en el conocimiento científico de la adicción. Para obtener más información sobre el NIDA y sus programas, visite www.nida.nih.gov.

Acerca de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH): Los Institutos Nacionales de la Salud, el organismo nacional de investigación médica, comprenden 27 institutos y centros y forman parte del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos. El NIH es el principal organismo federal que conduce y respalda la investigación médica básica, clínica y traslacional, y está trabajando en la investigación de las causas, los tratamientos y la cura de enfermedades, tanto comunes como infrecuentes. Para obtener más información sobre los Institutos Nacionales de la Salud y sus programas, visite www.nih.gov.