Imagen
Close-up of researchers inspecting cultivated kratom leaves.
Image Courtesy of University of Florida College of Pharmacy
  • El término “kratom” comúnmente se refiere a una sustancia herbal que puede producir efectos similares a los de los opioides y los estimulantes. Actualmente, el kratom y los productos con kratom son legales y accesibles en muchas áreas, si bien agencias estadounidenses e internacionales continúan evaluando la evidencia que va surgiendo sobre su consumo a fin de orientar las normativas sobre el kratom.1
  • Mientras que la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) no ha aprobado ningún uso para el kratom, las personas reportan el consumo de kratom para controlar los síntomas de la abstinencia de drogas y el deseo de consumir drogas (especialmente opioides), el dolor, la fatiga y problemas de salud mental.2,3,4 El NIDA financia y realiza investigaciones para evaluar los posibles usos medicinales del kratom y los compuestos químicos relacionados.
  • El NIDA también financia investigaciones para comprender mejor la inocuidad y los efectos del consumo de kratom en la salud. Se han reportado efectos poco comunes, pero graves, en personas que consumen kratom, entre ellos problemas psiquiátricos, cardiovasculares, gastrointestinales y respiratorios.1,5 En comparación con las muertes causadas por otras drogas, la cantidad de muertes asociadas con productos de kratom es muy pequeña, y casi todos los casos incluyeron otras drogas o contaminantes.1,6,7,8,9,10

¿Busca tratamiento??

Utilice el localizador de tratamientos de SAMHSA o llame al 1-800-662-HELP (4357).

¿Qué es el kratom? 

El término kratom se refiere tanto a la Mitragyna speciosa, un árbol nativo del sudeste de Asia, como a los productos derivados de sus hojas que se comercializan como suplementos herbales. Las hojas de kratom contienen muchos compuestos químicos —conocidos como alcaloides bioactivos— que pueden afectar el organismo. Los compuestos relacionados con el kratom que más se han estudiado son la mitraginina y la 7-hidroximitraginina.1 (Ver ¿Cómo actúan los compuestos de kratom en el cerebro?)

Todavía es mucho lo que se desconoce sobre los compuestos químicos relacionados con el kratom, la inocuidad y los efectos a corto y a largo plazo que el consumo de kratom tiene sobre la salud, o las posibles aplicaciones terapéuticas del kratom. El NIDA financia y conduce investigaciones sobre el kratom y los compuestos químicos asociados para ayudar a orientar las políticas relacionadas y la toma de decisiones sobre el consumo de kratom. (Ver ¿Qué investigaciones está realizando el NIDA sobre el kratom?)

Si bien el kratom y sus compuestos relacionados no han sido aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) como sustancias inocuas y eficaces para ningún uso medicinal, las personas reportan utilizar productos de kratom para aliviar los síntomas de abstinencia y el deseo intenso de consumir drogas (en particular, opioides), aliviar el dolor y ayudar a controlar problemas de salud mental.3,4,11,12,13,14,15,16 (Ver ¿Por qué las personas consumen kratom?) El NIDA está particularmente interesado en estudiar de qué manera el consumo de kratom puede afectar el consumo de opioides, el cual continúa impulsando la epidemia de sobredosis de drogas en Estados Unidos.

Normalmente, los usuarios consumen kratom ingiriendo materia natural de la planta pulverizada o en cápsulas, mezclando el polvo de kratom con alimentos o bebidas, preparando las hojas como un té o bebiendo extracto de kratom líquido.1 Quienes consumen kratom reportan efectos similares tanto a los de los estimulantes (mayor energía, estado de alerta y ritmo cardíaco acelerado) como a los de los opioides y los sedantes (relajación, alivio del dolor y confusión).10,17 Hay estudios y reportes de casos que también indican efectos secundarios graves poco comunes que pueden estar relacionados con el kratom o con compuestos individuales del kratom.1,9 (Ver ¿Qué efecto tiene el kratom en el organismo?¿El kratom conlleva riesgos?)

Los antropólogos informan que el kratom se ha utilizado en el sudeste de Asia durante cientos de años como un remedio multipropósito en la medicina tradicional y para aumentar el estado de alerta y la energía durante el trabajo o en reuniones sociales.18 Si bien las estimaciones del alcance del consumo de kratom en Estados Unidos varían,19 el aumento de los vendedores de kratom y la creciente cantidad de reportes de casos sugieren que el consumo de kratom se ha vuelto más común en las dos últimas décadas.20

 

¿Qué efectos tiene el kratom en el organismo?

Los investigadores todavía están descubriendo de qué manera el kratom y los compuestos de kratom afectan el organismo y en qué medida el consumo de kratom a corto o largo plazo puede afectar la salud. Si bien las pruebas están surgiendo rápidamente, los primeros estudios han revelado información importante sobre el modo en que actúa la droga.

  • Los efectos pueden ser muy variados. Como sucede con todas las drogas, los efectos del kratom pueden depender de la cantidad consumida, la potencia (concentración e intensidad), la formulación del producto, la forma en que se ingiere, la presencia de otras drogas en el sistema de la persona, los trastornos de salud subyacentes y la experiencia anterior con la sustancia, entre otros factores.3, 4, 17 Es importante señalar que los productos de kratom varían, por lo que es difícil predecir los efectos. En algunos productos de kratom se han hallado contaminantes que producen efectos que no están asociados con el kratom o con los compuestos de kratom por sí solos.6, 7, 21 Más información: ¿El kratom conlleva riesgos?
     
  • El kratom produce efectos similares a los de los opioides y los estimulantes. Quienes consumen kratom reportan efectos similares a los de los estimulantes (más energía, mayor nivel de alerta y frecuencia cardíaca acelerada) y también efectos similares a los de los opioides y sedantes (relajación, alivio del dolor y confusión). Si bien muchas personas que consumen kratom reportan que las dosis más pequeñas producen efectos similares a los de los estimulantes y las dosis más altas efectos similares a los de los opioides o los sedantes,4 los estudios no han establecido hasta el momento que esos efectos dependan de la cantidad de kratom consumida o del método de consumo.10, 17
     
  • Estos efectos son causados por la mitraginina, la 7-hidroximitraginina y otros compuestos de kratom. El efecto de los productos de kratom puede variar según la concentración y la combinación de compuestos específicos de kratom presentes en el producto. Mientras que las hojas de kratom contienen numerosos compuestos químicos que pueden afectar el organismo humano, el que más se ha estudiado es la mitraginina. Cuando se ingiere, la mitraginina se descompone en otro producto químico llamado 7-hidroximitraginina, el cual también afecta el organismo y es un tema de investigación importante.22 Más información: ¿Cómo actúan los compuestos de kratom en el cerebro?
     
  • Los efectos adversos varían de leves a graves. Algunas personas que consumen kratom han reportado efectos secundarios leves, como náuseas, estreñimiento, mareos y letargo.3, 4 En reportes de casos, los médicos informan haber visto pacientes con una amplia gama de efectos secundarios poco comunes, pero graves, asociados con la exposición al kratom, entre ellos síntomas mentales y neurológicos (confusión, temblores y convulsiones), problemas cardíacos y pulmonares (presión arterial elevada y respiración lenta), problemas gastrointestinales (náuseas y vómitos) y problemas hepáticos.1, 23 Una muy pequeña cantidad de muertes se ha vinculado con productos de kratom; en casi todos los casos, se estableció también la presencia de otras drogas o contaminantes.1, 6, 7, 8, 21, 24 (Ver ¿El kratom conlleva riesgos?)
     
  • La interacción entre drogas puede influir en los efectos. Los estudios sugieren que muchas personas que consumen kratom también consumen otras drogas y sufren trastornos de salud para los que con frecuencia se prescriben medicamentos.3, 4, 17 Hay informes de casos que sugieren que combinar el kratom con otras drogas (una práctica a la que a veces se denomina “uso de polisustancias”) puede causar efectos secundarios graves, como problemas hepáticos o incluso la muerte.25 Es necesario realizar más investigaciones para comprender mejor el efecto de consumir kratom en combinación con otras sustancias. (Ver ¿El kratom conlleva riesgos?)
     
  • No se conocen totalmente los efectos de salud a largo plazo. Dado que la investigación sobre el kratom es relativamente nueva en comparación con la investigación de drogas de uso más difundido, hay poca evidencia para determinar de qué modo el consumo de kratom puede afectar a una persona con el tiempo. Los reportes de casos sí indican que el consumo regular y prolongado de grandes cantidades de kratom puede estar vinculado con problemas hepáticos graves. Estos casos parecen ocurrir de manera impredecible en una pequeña minoría de consumidores de kratom, y no está claro qué papel podrían desempeñar otras sustancias o los trastornos de salud subyacentes.9, 26 (Ver ¿El kratom conlleva riesgos?)  Además, los investigadores están todavía aprendiendo con qué frecuencia y en qué medida las personas que consumen kratom experimentan síntomas de abstinencia o de trastorno por consumo de drogas relacionados con el consumo de kratom. Más información: ¿El kratom es adictivo? ¿Hay síntomas de abstinencia al dejar de consumir kratom?
     
  • La investigación sobre los posibles efectos terapéuticos del kratom continúa. Los investigadores no han comprobado que el kratom sea inocuo o eficaz para ningún fin medicinal, si bien la sustancia se ha utilizado en la medicina tradicional.18 Muchas personas que consumen productos de kratom reportan que lo hacen para tratar por su cuenta el dolor, la ansiedad, la depresión, la fatiga y los deseos de consumir drogas o los síntomas de abstinencia (en particular, relacionados con el consumo de opioides).1, 3 El NIDA financia y realiza investigaciones sobre los usos terapéuticos del kratom y los compuestos relacionados. Más información: ¿El kratom podría tener aplicaciones medicinales?
¿Cómo actúan los compuestos de kratom en el cerebro?
Imagen
Estructuras químicas 2D de los compuestos de kratom mitraginina (arriba) y 7-hidroximitraginina (abajo)
Gentileza: NIDA
Ilustración bidimensional de las estructuras químicas de los compuestos de kratom mitraginina (arriba) y 7-hidroximitraginina (abajo). 

Las hojas de kratom contienen muchos compuestos químicos —conocidos como alcaloides bioactivos— que afectan el organismo. Los compuestos relacionados con el kratom que más se han estudiado son la mitraginina y la 7-hidroximitraginina. La mitraginina se encuentra en las hojas de kratom y se descompone en 7-hidroximitraginina en el organismo cuando es digerida.22, 27 Ambas activan los receptores opioides mu (estructuras moleculares específicas en la superficie de las células nerviosas), pero los efectos se comparan solo parcialmente con los de sustancias opioides como la heroína o la oxicodona.28

Algunas investigaciones sugieren que es posible que la mitraginina y la 7-hidroximitraginina no causen algunos de los efectos secundarios más graves asociados con el consumo de opioides —como depresión respiratoria (problemas para respirar)— que pueden ocurrir durante una sobredosis de opioides potencialmente fatal.29 Los científicos también han observado que la mitraginina puede adherirse a los receptores adrenérgicos, los receptores de serotonina y los receptores de dopamina, lo cual podría explicar algunos de los efectos estimulantes que experimentan algunas personas que consumen kratom.1, 30, 31

Conocer mejor dónde y de qué modo los compuestos de kratom actúan en el cerebro es una tarea activa de los estudios financiados por el NIDA. Esta investigación básica desempeña un papel importante para identificar los efectos del kratom sobre la salud y las posibles aplicaciones terapéuticas. Más información: ¿Qué investigaciones está realizando el NIDA sobre el kratom?

 

¿Qué investigaciones está realizando el NIDA sobre el kratom?

La investigación científica del kratom es relativamente nueva en comparación con el estudio de otras drogas de consumo más difundido. Todavía es mucho lo que se desconoce sobre los compuestos químicos relacionados con el kratom, la inocuidad y los efectos a corto y a largo plazo que el consumo de kratom tiene sobre la salud, o las posibles aplicaciones terapéuticas. En respuesta a reportes sobre el aumento de las exposiciones al kratom en Estados Unidos6 y los consecuentes interrogantes sobre el kratom y sus efectos en la salud, el NIDA está financiando investigaciones sobre el consumo de kratom, sus efectos, los mecanismos de consumo y su potencial terapéutico.

Para asistir en la orientación de políticas y en la toma de decisiones relacionadas con el consumo de kratom, el NIDA conduce y financia investigaciones sobre cómo actúan los compuestos de kratom en el cerebro, y también sobre las modalidades de consumo, los efectos sobre la salud, las aplicaciones terapéuticas y la interacción con otras drogas. Dado que muchos consumidores de kratom reportan consumir—o haber consumido— también opioides y sufrir de un trastorno por consumo de opioides, 2, 3 el NIDA está particularmente interesado en estudiar de qué manera el consumo de kratom puede afectar el consumo de opioides, que es lo que ha impulsado la epidemia de sobredosis de drogas en Estados Unidos. Los primeros estudios han revelado que algunas personas reportan consumir kratom para aliviar los deseos de consumo y los síntomas de abstinencia relacionados con otras drogas, incluidos opioides y estimulantes.5, 11, 13, 14, 15, 16 

El NIDA y la Iniciativa NIH HEAL (Helping to End Addiction Long-termSM) (en inglés) de los Institutos Nacionales de la Salud están financiando varios estudios de evaluación del kratom y compuestos relacionados como posibles tratamientos para el dolor crónico y para la abstinencia y el trastorno por consumo de opioides. Uno de estos proyectos (en inglés) —financiado también por el Centro Nacional para el Avance de las Ciencias Traslacionales (NCATS) y el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares (NINDS)— incluye esfuerzos para ayudar a crear nuevos medicamentos, entre ellos productos derivados del kratom, como posibles tratamientos para el trastorno por consumo de opioides. 

El NIDA también financia investigaciones preclínicas para comprender mejor de qué manera diferentes compuestos de kratom producen complejos efectos farmacológicos y conductuales, evaluar el kratom como una posible terapia para el trastorno por consumo de opioides e investigar la química y la biología de los compuestos derivados del kratom para su uso como fármacos terapéuticos y como herramientas de investigación. (Ver ¿El kratom podría tener aplicaciones medicinales?)

Vea otros proyectos relacionados con el kratom financiados por el NIDA (en inglés) e infórmese más sobre ensayos clínicos que incluyen kratom (en inglés).

¿Qué alcance tiene el consumo de kratom en Estados Unidos?

Entre la población de 12 años o más en 2020, alrededor del 0.8% (o 2,101,000 personas) reportaron el consumo de kratom en los últimos 12 meses.*

Fuente: Encuesta Nacional sobre la Salud y el Consumo de Drogas (NSDUH), 2020

*Las estimaciones de cuántas personas consumen kratom con regularidad varían.19

¿Por qué las personas consumen kratom?

El NIDA realiza y financia investigaciones para comprender mejor los diversos motivos por los que las personas consumen kratom.3 El kratom se ha utilizado en su región nativa del sureste de Asia durante años para producir efectos similares a los de los opioides y los estimulantes, entre ellos mayor energía y relajación.18 (Ver ¿Qué efectos tiene el kratom en el organismo?)

En los últimos años, los estudios sugieren que el kratom se utiliza en todo el mundo para estos y muchos otros propósitos.1, 3, 4 Los investigadores han hallado que las personas reportan consumir kratom para aliviar el dolor, controlar síntomas de trastornos de salud mental —como la ansiedad y la depresión—, ayudar a abandonar o reducir el consumo de opioides u otras sustancias y controlar los síntomas de abstinencia y el deseo intenso de consumo relacionados con los opioides y otras drogas. La mayoría reporta más de un motivo para consumir kratom.3, 11, 32

Mientras que actualmente se están realizando investigaciones para explorar los posibles beneficios terapéuticos (ver ¿El kratom podría tener aplicaciones medicinales?), los productos de kratom no han demostrado ser inocuos y eficaces para tratar ningún trastorno médico. Cabe destacar que existen medicamentos inocuos y eficaces que están aprobados para ayudar a controlar los síntomas de abstinencia y el deseo intenso de consumo asociados con el trastorno por consumo de opioides y con los trastornos por consumo de otras drogas. Infórmese más sobre el tratamiento del dolor en el Consorcio de Dolor de los NIH (en inglés) y sobre el tratamiento de trastornos mentales en el Instituto Nacional de Salud Mental (NIMH) (en inglés), ambos integrantes de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH). 

¿El kratom conlleva riesgos?

Tanto agencias estadounidenses como internacionales han expresado preocupación con respecto a la posibilidad de que los productos de kratom causen graves daños.1 La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) no ha aprobado ningún tipo de uso para el kratom y ha advertido a los consumidores que no utilicen productos de kratom (en inglés) debido a la posibilidad de efectos adversos.

La FDA, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y el NIDA financian y realizan investigaciones para evaluar y comprender mejor los riesgos a corto y a largo plazo del consumo de kratom y orientar las políticas relacionadas con su regulación.

Hasta el momento, se han identificado varias inquietudes de salud relacionadas con el kratom:

  • Los productos de kratom pueden contener contaminantes peligrosos. La FDA no ha aprobado ningún uso del kratom, y en los productos de kratom se han hallado contaminantes —entre ellos, metales pesados y bacterias perjudiciales— que producen efectos no asociados con el kratom o con los compuestos de kratom por si solos.1, 6, 7, 8, 21 Cabe destacar que los investigadores y reguladores han encontrado instancias similares de contaminación en muchos otros productos comercializados como suplementos herbales.33, 34 Encontrará más información sobre la regulación de los suplementos herbales en el sitio de la FDA (en inglés).
     
  • Los efectos adversos pueden variar de leves a graves. Algunas personas que consumen kratom han reportado efectos secundarios leves, como náuseas, estreñimiento, mareos y letargo.3, 4 En reportes de casos, los médicos informan haber visto pacientes con una amplia gama de efectos secundarios poco comunes, pero graves, asociados con la exposición al kratom, entre ellos síntomas mentales y neurológicos (confusión, temblores y convulsiones), problemas cardíacos y pulmonares (presión arterial elevada y respiración lenta), problemas gastrointestinales (náuseas y vómitos) y problemas hepáticos.1, 23 Los investigadores continúan estudiando los posibles efectos adversos en seres humanos, modelos con animales y células, incluidos posibles daños al sistema cardiovascular.10, 23, 35 (Ver ¿Qué efectos tiene el kratom en el organismo?)
     
  • En comparación con las muertes causadas por otras drogas, la cantidad de muertes vinculadas con productos de kratom es muy pequeña.1, 6, 7, 8, 24 Si bien es necesario investigar más, parecería que la muerte por sobredosis por el consumo exclusivo de kratom es extremadamente inusual. Un informe de 2019 halló que, entre 2011 y 2017, ocurrieron once muertes asociadas con exposición al kratom en Estados Unidos, dos de las cuales se asociaron con exposición al kratom exclusivamente.6 En comparación, en el mismo período murieron más de 200,000 personas por sobredosis relacionadas con sustancias opioides.36
     
  • La interacción de distintas drogas puede influir en los efectos. Los estudios sugieren que muchas personas que consumen kratom también consumen otras drogas y sufren trastornos de salud para los que con frecuencia se prescriben medicamentos,3, 4, 17 y hay informes de casos que sugieren que el uso de polisustancias (es decir, el consumo de varias drogas) junto con el kratom se ha vinculado con efectos secundarios graves, tales como muerte o problemas hepáticos.25 Es necesario realizar más investigaciones en esta área para evaluar la inocuidad del consumo de kratom en combinación con otras sustancias.
     
  • No se comprenden totalmente los efectos de salud a largo plazo. Dado que la investigación sobre el kratom es relativamente nueva en comparación con la investigación de drogas de uso más difundido, hay poca evidencia para determinar de qué modo el consumo de kratom puede afectar a una persona a lo largo del tiempo. Los reportes de casos sí indican que el consumo regular y prolongado de grandes cantidades de kratom puede estar vinculado con problemas hepáticos graves. Estos casos parecen ocurrir de manera impredecible en una pequeña minoría de consumidores de kratom, y no está claro qué papel podrían desempeñar otras sustancias o los trastornos de salud subyacentes.9, 26
     
  • Los efectos durante el embarazo no se conocen con claridad. Hay muy poca investigación disponible sobre el consumo de kratom antes, durante y después del embarazo, pero ha habido reportes de síndrome de abstinencia neonatal similar al que ocurre con los opioides en los bebés cuyas madres consumen kratom con regularidad.37 Más información: ¿Qué efectos tiene el kratom en el embarazo?
     
  • Los efectos perjudiciales de la intoxicación por kratom no se conocen con claridad. El efecto de la intoxicación por kratom (ingerirlo en cantidad suficiente para crear discapacidad) para conducir automóviles, operar maquinarias pesadas o realizar otras tareas que podrían ser peligrosas si se hacen con capacidades reducidas no se ha estudiado extensamente.9, 38, 39

Consulte más información sobre el kratom y la seguridad en el sitio de la FDA (en inglés).

¿Qué efectos tiene el kratom en el embarazo?

Hay muy poca información disponible sobre el consumo de kratom antes, durante y después del embarazo. Un informe de 2021 sugiere que muchos casos de consumo de kratom durante el embarazo probablemente incluyen el uso de otras drogas, y es difícil determinar los efectos del kratom por sí solo en el embarazo sin realizar investigaciones adicionales. El mismo informe identificó al menos cinco casos de síndrome de abstinencia neonatal similar al de los opioides en bebés cuyas madres consumieron kratom, pero no opioides. Todos los bebés en estos casos respondieron bien a los tratamientos estándar que se administran a los recién nacidos con síndrome de abstinencia neonatal relacionado con opioides.39

¿El kratom es adictivo? ¿Hay síntomas de abstinencia al dejar de consumir kratom?

El NIDA realiza y financia investigaciones para comprender mejor con qué frecuencia y en qué medida las personas que consumen kratom experimentan síntomas de abstinencia y de trastorno por consumo de drogas relacionados con el consumo de kratom.

Para recibir un diagnóstico de trastorno por consumo de drogas, una persona debe cumplir con ciertos criterios específicos de diagnóstico para el consumo continuado y compulsivo de drogas a pesar de las consecuencias negativas. El Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, Fifth Edition (DSM-5)—un texto de referencia publicado por la American Psychiatric Association que los profesionales de la salud utilizan para diagnosticar trastornos por consumo de drogas y otros trastornos psiquiátricos— no incluye un diagnóstico específico relacionado con el  consumo de kratom.40 Sin embargo, algunos investigadores que estudian el kratom han modificado los criterios para estudiar las pautas de consumo de kratom y los síntomas que se asemejan a los trastornos por consumo de otras drogas.3

Hay estudios que sugieren que es posible experimentar síntomas leves de abstinencia al abandonar el consumo regular de kratom,41, 42 pero es necesario realizar más investigaciones para comprender en qué medida las personas experimentan los síntomas de un trastorno por consumo de drogas con relación al kratom.1, 3, 9

Datos preliminares de encuestas anónimas de consumidores de kratom sugieren que una minoría reporta experimentar síntomas de abstinencia relacionados con el kratom y una minoría aún más pequeña reporta experimentar síntomas de trastorno por consumo de drogas relacionados con el consumo de kratom.3

A algunos expertos les preocupa el potencial adictivo del kratom porque sus principales compuestos, la mitraginina y la 7-hidroximitraginina, activan parcialmente los mismos receptores (estructuras moleculares especificas en la superficie de las neuronas) en el cerebro sobre los que actúan drogas con propiedades adictivas conocidas. Sin embargo, los investigadores han observado que el modo en que los compuestos de kratom activan estos receptores podría reducir la posibilidad de adicción en comparación con los opioides.28, 29, 30, 31 Además, estudios realizados con modelos de animales indican que el potencial adictivo de la mitraginina y la 7-hidroximitraginina puede diferir entre ambas.43 Es necesario realizar más investigaciones para comprender mejor la manera en que diversos compuestos relacionados con el kratom interactúan e influyen sobre el riesgo de abstinencia y adicción. (Ver ¿Cómo actúan los compuestos de kratom en el cerebro?)

¿Cómo se tratan los síntomas de abstinencia y el trastorno por consumo de drogas relacionados con el kratom?

Mientras que los síntomas de abstinencia y trastorno por consumo de drogas relacionados con el kratom no se han estudiado extensamente, algunas personas que consumen kratom reportan experimentarlos.1, 3, 9 (Ver ¿El kratom es adictivo? ¿Hay síntomas de abstinencia al dejar de consumir kratom?). Actualmente, no hay tratamientos médicos aprobados para estos trastornos. En casos muy limitados, algunos investigadores han reportado el uso de medicamentos 44, 45, 46 y otros tratamientos47 para abordar los síntomas de abstinencia y de trastorno por consumo de drogas relacionados con el consumo de kratom41  en seres humanos y en modelos con animales, si bien es necesario realizar ensayos clínicos robustos para evaluar estas y otras opciones experimentales de tratamiento.

Más información sobre la búsqueda de tratamiento para el consumo de drogas y otros tipos de atención médica.

¿El kratom podría tener aplicaciones medicinales?

El NIDA y otros institutos de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) financian y realizan investigaciones para evaluar los posibles usos medicinales del kratom y de los compuestos de kratom. Si bien no se ha demostrado que el kratom sea inocuo o eficaz para ningún fin medicinal, se ha utilizado en la medicina tradicional en algunos países,1, 18 y muchas personas que consumen kratom reportan que se automedican para tratar el dolor, la ansiedad, la depresión, los deseos de consumir drogas o los síntomas de abstinencia.1, 3, 11 Estudios en modelos con animales sugieren que el kratom y los compuestos relacionados tienen potencialmente otras propiedades terapéuticas, como propiedades antidepresivas y analgésicas, que pueden justificar estudios adicionales.1, 48

De particular interés para el NIDA, estudios iniciales sugieren que el kratom y los compuestos de kratom justifican estudios adicionales como tratamiento experimental para los trastornos por consumo de drogas, específicamente los trastornos por consumo de opioides.9, 48 Esos tratamientos se necesitan con urgencia para ayudar a frenar la epidemia de sobredosis de drogas en Estados Unidos. El NIDA y sus asociados realizan y financian investigaciones para evaluar el kratom y los compuestos relacionados como posibles tratamientos para el dolor crónico, el trastorno por consumo de opioides y la abstinencia de opioides. Más información: ¿Qué investigaciones está realizando el NIDA sobre el kratom?

Si bien la venta o el consumo de kratom están prohibidos o restringidos en varios países,9 actualmente los productos de kratom son legales y se pueden obtener en línea 49 y en tiendas en muchas áreas de Estados Unidos. La Administración para el Control de Drogas (DEA) lista el kratom como una “droga preocupante”, si bien el kratom y los compuestos de kratom no están listados en el apéndice de sustancias controladas en Estados Unidos (en inglés).

En 2021, el Comité Experto en Dependencia de Drogas (ECDD) de la Organización Mundial de la Salud (OMS) (en inglés) examinó pruebas de los efectos del kratom sobre la salud y concluyó que no hay suficiente evidencia de efectos adversos que justificaría revisiones críticas adicionales o la inclusión en la lista de las Naciones Unidas de sustancias controladas internacionalmente (en inglés). (Ver el informe completo del ECDD  (en inglés) sobre el kratom). El kratom continúa estando en la lista de sustancias (en inglés) vigiladas por el ECDD.

Encontrará más información sobre el kratom y su estatus legal en el sitio de la Administración para el Control de Drogas (DEA) (en inglés).

Más recursos sobre el kratom (en inglés)

Referencias
  1. United Nations, Commission on Narcotic Drugs. Summary of assessments, findings and recommendations of the 44th World Health Organization’s (WHO) Expert Committee on Drug Dependence (ECDD), 11–15 October 2021. Vienna; 9-10 December 2021. Report No. E/CN.7/2021/CRP.12
  2. Palamar JJ. Past-year kratom use in the U.S.: Estimates from a nationally representative sample. Am J Prev Med. 2021;61(2):240-245. doi:10.1016/j.amepre.2021.02.004
  3. Garcia-Romeu A, Cox DJ, Smith KE, Dunn KE, Griffiths RR. Kratom (Mitragyna speciosa): User demographics, use patterns, and implications for the opioid epidemic. Drug Alcohol Depend. 2020;208:107849. doi:10.1016/j.drugalcdep.2020.107849
  4. Grundmann O. Patterns of Kratom use and health impact in the US-Results from an online survey. Drug Alcohol Depend. 2017;176:63-70. doi:10.1016/j.drugalcdep.2017.03.007
  5. Leong Bin Abdullah MFI, Singh D. The adverse cardiovascular effects and cardiotoxicity of kratom (Mitragyna speciosa korth.): A comprehensive review. Front Pharmacol. 2021;12:726003. Published 2021 Sep 27. doi:10.3389/fphar.2021.726003
  6. Post S, Spiller HA, Chounthirath T, Smith GA. Kratom exposures reported to United States poison control centers: 2011-2017. Clin Toxicol (Phila). 2019;57(10):847-854. doi:10.1080/15563650.2019.1569236
  7. Kronstrand R, Roman M, Thelander G, Eriksson A. Unintentional fatal intoxications with mitragynine and O-desmethyltramadol from the herbal blend Krypton. J Anal Toxicol. 2011;35(4):242-247. doi:10.1093/anatox/35.4.242
  8. Henningfield JE, Grundmann O, Babin JK, Fant RV, Wang DW, Cone EJ. Risk of death associated with kratom use compared to opioids. Prev Med. 2019;128:105851. doi:10.1016/j.ypmed.2019.105851
  9. United Nations, Expert Committee on Drug Dependence. Pre-review report: Kratom (Mytragyna speciosa), mitragynine, and 7-hydroxymitragynine. 11–15 October 2021. Geneva.
  10. Leong Bin Abdullah MFI, Singh D, Swogger MT, Rahim AA, Vicknasingam B. The prevalence of psychotic symptoms in kratom (Mitragyna speciosa korth) users in Malaysia. Asian J Psychiatr. 2019;43:197-201. doi:10.1016/j.ajp.2019.07.008
  11. Smith KE, Rogers JM, Schriefer D, Grundmann O. Therapeutic benefit with caveats?: Analyzing social media data to understand the complexities of kratom use. Drug Alcohol Depend. 2021;226:108879. doi:10.1016/j.drugalcdep.2021.108879
  12. Singh D, Narayanan S, Vicknasingam B, et al. The use of kratom (Mitragyna speciosa korth) among people who co-use heroin and methamphetamine in Malaysia. J Addict Med. 2021;10.1097/ADM.0000000000000876. doi:10.1097/ADM.0000000000000876
  13. Vicknasingam B, Narayanan S, Beng GT, Mansor SM. The informal use of ketum (Mitragyna speciosa) for opioid withdrawal in the northern states of peninsular Malaysia and implications for drug substitution therapy. Int J Drug Policy. 2010;21(4):283-288. doi:10.1016/j.drugpo.2009.12.003
  14. Saref A, Suraya S, Singh D, et al. Self-Report Data on regular consumption of illicit drugs and HIV risk behaviors after kratom (Mitragyna Speciosa korth) initiation among illicit drug users in Malaysia. J Psychoactive Drugs. 2020;52(2):138-144. doi:10.1080/02791072.2019.1686553
  15. Smith KE, Lawson T. Prevalence and motivations for kratom use in a sample of substance users enrolled in a residential treatment program. Drug Alcohol Depend. 2017;180:340-348. doi:10.1016/j.drugalcdep.2017.08.034
  16. Boyer EW, Babu KM, Macalino GE. Self-treatment of opioid withdrawal with a dietary supplement, kratom. Am J Addict. 2007;16(5):352-356. doi:10.1080/10550490701525368
  17. Singh D, Narayanan S, Grundmann O, Dzulkapli EB, Vicknasingam B. Effects of Kratom (Mitragyna Speciosa korth) use in regular users. Subst Use Misuse. 2019;54(14):2284-2289. doi:10.1080/10826084.2019.1645178
  18. Cinosi E, Martinotti G, Simonato P, et al. Following "the roots" of kratom (Mitragyna speciosa): The evolution of an enhancer from a traditional use to increase work and productivity in southeast Asia to a recreational psychoactive drug in western countriesBiomed Res Int. 2015;2015:968786. doi:10.1155/2015/968786
  19. Henningfield JE, Grundmann O, Garcia-Romeu A, Swogger MT. We need better estimates of kratom use prevalence. Am J Prev Med. 2022;62(1):132-133. doi:10.1016/j.amepre.2021.07.022
  20. Prozialeck WC, Jivan JK, Andurkar SV. Pharmacology of kratom: an emerging botanical agent with stimulant, analgesic and opioid-like effects. J Am Osteopath Assoc. 2012;112(12):792-799.
  21. Dixon RB, Waggoner D, Davis M, Rembold K, Dasgupta A. Contamination of some kratom products with Salmonella. Ann Clin Lab Sci. 2019;49(5):675-677.
  22. Eastlack SC, Cornett EM, Kaye AD. Kratom-pharmacology, clinical implications, and outlook: A comprehensive review. Pain Ther. 2020;9(1):55-69. doi:10.1007/s40122-020-00151-x
  23. Graves JM, Dilley JA, Terpak L, et al. Kratom exposures among older adults reported to U.S. poison centers, 2014-2019. J Am Geriatr Soc. 2021;69(8):2176-2184. doi:10.1111/jgs.17326
  24. Eggleston W, Stoppacher R, Suen K, Marraffa JM, Nelson LS. Kratom use and toxicities in the United States. Pharmacotherapy. 2019;39(7):775-777. doi:10.1002/phar.2280
  25. Veltri C, Grundmann O. Current perspectives on the impact of Kratom use. Subst Abuse Rehabil. 2019;10:23-31. Published 2019 Jul 1. doi:10.2147/SAR.S164261
  26. Schimmel J, Dart RC. Kratom (Mitragyna speciosa) liver injury: A comprehensive review. Drugs. 2020;80(3):263-283. doi:10.1007/s40265-019-01242-6
  27. Kruegel AC, Uprety R, Grinnell SG, et al. 7-Hydroxymitragynine is an active metabolite of mitragynine and a key mediator of its analgesic effects. ACS Cent Sci. 2019;5(6):992-1001. doi:10.1021/acscentsci.9b00141
  28. Kruegel AC, Gassaway MM, Kapoor A, et al. Synthetic and receptor signaling explorations of the mitragyna alkaloids: Mitragynine as an atypical molecular framework for opioid receptor modulators. J Am Chem Soc. 2016;138(21):6754-6764. doi:10.1021/jacs.6b00360
  29. Váradi A, Marrone GF, Palmer TC, et al. Mitragynine/corynantheidine pseudoindoxyls as opioid analgesics with mu agonism and delta antagonism, which do not recruit β-arrestin-2. J Med Chem. 2016;59(18):8381-8397. doi:10.1021/acs.jmedchem.6b00748
  30. Matsumoto K, Mizowaki M, Suchitra T, Murakami Y, Takayama H, Sakai S, et al. Central antinociceptive effects of mitragynine in mice: contribution of descending noradrenergic and serotonergic systems. Eur J Pharmacol. 1996;317(1):75–81.
  31. Hanapi NA, Chear NJ, Azizi J, Yusof SR. Kratom alkaloids: Interactions with enzymes, receptors, and cellular barriers. Front Pharmacol. 2021;12:751656. Published 2021 Nov 17. doi:10.3389/fphar.2021.751656
  32. Coe MA, Pillitteri JL, Sembower MA, Gerlach KK, Henningfield JE. Kratom as a substitute for opioids: Results from an online survey. Drug Alcohol Depend. 2019;202:24-32. doi:10.1016/j.drugalcdep.2019.05.005
  33. Charen E, Harbord N. Toxicity of herbs, vitamins, and supplements. Adv Chronic Kidney Dis. 2020;27(1):67-71. doi:10.1053/j.ackd.2019.08.003
  34. Hudson A, Lopez E, Almalki AJ, Roe AL, Calderón AI. A review of the toxicity of compounds found in herbal dietary supplements. Planta Med. 2018;84(9-10):613-626. doi:10.1055/a-0605-3786
  35. Lu J, Wei H, Wu J, et al. Evaluation of the cardiotoxicity of mitragynine and its analogues using human induced pluripotent stem cell-derived cardiomyocytes. PLoS One. 2014;9(12):e115648. Published 2014 Dec 23. doi:10.1371/journal.pone.0115648
  36. CDC WONDER. Multiple Cause of Death 1999-2020. Centers for Disease Control and Prevention, National Center on Health Statistics. Released December 2021. Accessed January 2022.
  37. Wright ME, Ginsberg C, Parkison AM, Dubose M, Sherbondy M, Shores E. Outcomes of mothers and newborns to prenatal exposure to kratom: a systematic review. J Perinatol. 2021;41(6):1236-1243. doi:10.1038/s41372-021-00952-8
  38. Papsun DM, Chan-Hosokawa A, Friederich L, Brower J, Graf K, Logan B. The trouble with kratom: Analytical and interpretative issues involving mitragynine. J Anal Toxicol. 2019;43(8):615-629. doi:10.1093/jat/bkz064
  39. Veltri C, Grundmann O. Association of kratom use with impairment: Many legal questions remain. J Anal Toxicol. 2019;43(5):e8-e9. doi:10.1093/jat/bkz012
  40. American Psychiatric Association. Substance-related and addictive disordersDiagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders. 5th ed. Washington D.C.: 2013. doi:10.1176/appi.books.9780890425596.dsm16
  41. Stanciu CN, Gnanasegaram SA, Ahmed S, Penders T. Kratom withdrawal: A systematic review with case series. J Psychoactive Drugs. 2019;51(1):12-18. doi:10.1080/02791072.2018.1562133
  42. Singh D, Narayanan S, Vicknasingam BK, et al. Severity of pain and sleep problems during kratom (Mitragyna speciosa korth) cessation among regular kratom users. J Psychoactive Drugs. 2018;50(3):266-274. doi:10.1080/02791072.2018.1443234
  43. Hemby SE, McIntosh S, Leon F, Cutler SJ, McCurdy CR. Abuse liability and therapeutic potential of the Mitragyna speciosa (kratom) alkaloids mitragynine and 7-hydroxymitragynine. Addict Biol. 2019;24(5):874-885. doi:10.1111/adb.12639
  44. Khazaeli A, Jerry JM, Vazirian M. Treatment of kratom withdrawal and addiction With buprenorphine. J Addict Med. 2018;12(6):493-495. doi:10.1097/ADM.0000000000000435
  45. Vento AE, de Persis S, De Filippis S, et al. Case report: Treatment of kratom use disorder with a classical tricyclic antidepressant. Front Psychiatry. 2021;12:640218. Published 2021 Mar 31. doi:10.3389/fpsyt.2021.640218
  46. Hassan R, Sreenivasan S, Müller CP, Hassan Z. Methadone, buprenorphine, and clonidine attenuate mitragynine withdrawal in rats. Front Pharmacol. 2021;12:708019. Published 2021 Jul 12. doi:10.3389/fphar.2021.708019
  47. Kalin S, Dakhlalla S, Bhardwaj S. Treatment for kratom abuse in a contingency-management-based MAT setting: A case series. J Opioid Manag. 2020;16(5):391-394. doi:10.5055/jom.2020.0594
  48. Grundmann O, Brown PN, Henningfield J, Swogger M, Walsh Z. The therapeutic potential of kratom. Addiction. 2018;113(10):1951-1953. doi:10.1111/add.14371
  49. Williams RS, Nikitin D. The internet market for kratom, an opioid alternative and variably legal recreational drug. Int J Drug Policy. 2020;78:102715. doi:10.1016/j.drugpo.2020.102715