Un medicamento para el corazón muestra su potencial como tratamiento para el trastorno por consumo de alcohol

Imagen
Adult man helping a young boy to ride a bike on a neighborhood street.
©iStockphoto.com/MilosStankovic

Un medicamento para los problemas cardíacos y la presión arterial alta puede ser también efectivo para tratar el trastorno por consumo de alcohol, según un nuevo estudio realizado por investigadores de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) y sus colegas. El estudio presenta pruebas convergentes de experimentos en ratones y ratas, así como un estudio de cohortes en humanos, que sugieren que el medicamento, la espironolactona, puede desempeñar un papel en la reducción del consumo de alcohol. La investigación fue dirigida por científicos del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA) y el Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y Alcoholismo (NIAAA), ambos parte de los NIH, y la Escuela de Medicina de Yale, en New Haven, Connecticut. Un informe de los nuevos hallazgos aparece en Molecular Psychiatry.

"Combinar los hallazgos obtenidos al analizar tres especies con diferentes tipos de estudios de investigación, y luego ver las similitudes entre esos datos, nos da la confianza de que estamos ante algo potencialmente importante científica y clínicamente. Estos hallazgos apoyan la realización de nuevos estudios sobre la espironolactona como posible tratamiento para el trastorno por consumo de alcohol, una condición médica que afecta a millones de personas en los Estados Unidos", dijo el Dr. Lorenzo Leggio, MD, Ph.D., jefe de la Sección de Psiconeuroendocrinología Clínica y Neuropsicofarmacología, un laboratorio conjunto del NIDA y del NIAAA, y uno de los autores principales del estudio.

Actualmente en los Estados Unidos existen tres medicamentos aprobados para el trastorno por consumo de alcohol, que constituyen una ayuda efectiva e importante en el tratamiento de las personas con esta afección. Dados los diversos procesos biológicos que contribuyen al trastorno por consumo de alcohol, se necesitan nuevos medicamentos para ofrecer una mayor gama de opciones de tratamiento. Los científicos están trabajando para desarrollar un mayor número de tratamientos farmacéuticos que puedan adaptarse a las necesidades individuales.

Investigaciones anteriores han demostrado que los receptores de mineralocorticoides, que se encuentran en todo el cerebro y en otros órganos y que ayudan a regular el equilibrio de líquidos y electrolitos en el cuerpo, podrían desempeñar un papel en el consumo de alcohol y el deseo de consumirlo. Las investigaciones preclínicas sugieren que una mayor señalización del receptor de mineralocorticoides contribuye a un mayor consumo de alcohol. El estudio en cuestión buscó ampliar esta línea de investigación poniendo a prueba la espironolactona, un medicamento con múltiples acciones, entre ellas el bloqueo de los receptores de mineralocorticoides. La espironolactona se utiliza en la práctica clínica como diurético y para tratar afecciones como los problemas cardíacos y la presión arterial alta.

En experimentos realizados en modelos de ratones y ratas sobre el consumo excesivo de alcohol, los investigadores del NIAAA y del NIDA, dirigidos por el coautor principal del estudio Dr. Leandro Vendruscolo, Pharm.D., Ph.D., del NIDA, encontraron que el aumento de las dosis de espironolactona disminuía el consumo de alcohol en los animales machos y hembras, sin causar problemas de movimiento o coordinación, y sin alterar su ingesta de alimentos o agua.

En un estudio paralelo que formó parte de los esfuerzos de colaboración de este equipo, los investigadores dirigidos por la coautora principal Dra. Amy C. Justice, MD, Ph.D., de la Escuela de Medicina de Yale, estudiaron los registros de salud de una gran muestra de personas en el sistema de atención médica del Departamento de Asuntos de Veteranos con el fin de evaluar los posibles cambios en el consumo de alcohol después de que se prescribiera la espironolactona para sus cuadros clínicos actuales (por ejemplo,  problemas cardíacos y presión arterial alta). Encontraron una asociación significativa entre el tratamiento con espironolactona y la reducción en el consumo de alcohol autoinformado, medido por la Prueba de Identificación de Trastornos por Consumo de Alcohol, una herramienta de detección. Cabe destacar que los mayores efectos se observaron entre aquellos que informaron tener un consumo episódico de alcohol peligroso o intenso antes de comenzar el tratamiento con espironolactona.

"Estos hallazgos son muy alentadores", dijo el director del NIAAA, Dr. George F. Koob, Ph.D., coautor del estudio. "En conjunto, el presente estudio aboga por la realización de estudios aleatorios y controlados de la espironolactona en personas con trastorno por consumo de alcohol para evaluar más a fondo su seguridad y eficacia potencial en esta población, así como la realización de un trabajo adicional para comprender cómo la espironolactona puede reducir el consumo de alcohol".

"Al igual que para cualquier otra afección médica, las personas con trastornos por consumo de sustancias merecen tener una gama de opciones de tratamiento a su disposición, y este estudio es un paso emocionante en nuestro esfuerzo por expandir los medicamentos para las personas con trastorno por consumo de alcohol", dijo la Dra. Nora Volkow, MD, directora del NIDA. "Además, debemos abordar el estigma y otras barreras que impiden que muchas personas con trastorno por consumo de alcohol accedan a los tratamientos que ya tenemos disponibles".

Referencia: M Farokhnia, et al. Spironolactone as a potential new pharmacotherapy for alcohol use disorder: convergent evidence from rodent and human studiesMolecular Psychiatry. DOI: 10.1038/s41380-022-01736-y

Oficina de prensa del NIDA
301-443-6245
media@nida.nih.gov

Acerca del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA): El NIDA forma parte de los Institutos Nacionales de la Salud, una dependencia del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos. El NIDA patrocina la mayor parte de la investigación mundial sobre el impacto que el consumo de drogas y la drogadicción tienen sobre la salud. El Instituto conduce una gran variedad de programas para orientar políticas, mejorar la práctica y avanzar en el conocimiento científico de la adicción. Para obtener más información sobre el NIDA y sus programas,  visite www.nida.nih.gov.

Acerca de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH): Los Institutos Nacionales de la Salud, el organismo nacional de investigación médica, comprenden 27 institutos y centros y forman parte del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos. El NIH es el principal organismo federal que conduce y respalda la investigación médica básica, clínica y traslacional, y está trabajando en la investigación de las causas, los tratamientos y la cura de enfermedades, tanto comunes como infrecuentes. Para obtener más información sobre los Institutos Nacionales de la Salud y sus programas, visite www.nih.gov.

NIH…Turning Discovery Into Health®