El consumo de marihuana y alucinógenos entre los adultos jóvenes alcanzó un máximo histórico en 2021

Un estudio patrocinado por el NIH también reveló que, luego de disminuir al comienzo de la pandemia, los niveles de vapeo en el mes anterior volvieron a aumentar

Imagen
Máximos históricos de consumo de marihuana y alucinógenos en el año anterior entre adultos jóvenes (19 a 30 años) en 2021. El gráfico ilustra el porcentaje de prevalencia del consumo de marihuana y de alucinógenos en al año anterior entre adultos jóvenes, que para el período 2011-2021 oscila entre el 0 y el 50%, según lo reportado por la encuesta panel Monitoring the Future de 2021. Desde 2011 hasta 2014, el consumo de marihuana en el año anterior osciló entre apenas por debajo y apenas por encima del 30%.
NIDA

El consumo de marihuana y alucinógenos en el año anterior reportado por adultos jóvenes de entre 19 y 30 años aumentó marcadamente en 2021 en comparación con cinco y diez años atrás, y alcanzó los niveles más altos desde 1988 en este grupo etario, de acuerdo con el estudio panel Monitoring the Future (MTF). Los índices de vapeo de nicotina el mes anterior, que han estado aumentando gradualmente entre los adultos jóvenes durante los últimos cuatro años, también continuaron la tendencia general ascendente en 2021, a pesar de haberse estabilizado en 2020. El vapeo de marihuana el mes anterior, que había disminuido considerablemente en 2020, repuntó a niveles prepandémicos en 2021.

El alcohol continúa siendo la sustancia que más consumen los adultos que participaron en el estudio, si bien el consumo diario, en el mes anterior y en el año anterior ha ido disminuyendo a lo largo de la última década. Los atracones de alcohol (beber cinco o más bebidas seguidas en las últimas dos semanas) repuntaron en 2021, luego de presentar un nivel históricamente bajo en 2020 durante la primera etapa de la pandemia de COVID-19. Por el contrario, la bebida intensa (beber diez o más bebidas seguidas en las últimas dos semanas) ha estado en constante aumento en la última década, y en 2021 alcanzó el nivel más alto registrado desde que comenzó a medirse en 2005.

“A medida que el paisaje de las drogas cambia con el tiempo, estos datos ofrecen una ventana a las sustancias y las pautas de consumo que prefieren los adultos jóvenes. Tenemos que conocer más sobre el modo en que estos adultos están consumiendo drogas como la marihuana y los alucinógenos, y los efectos que el consumo de estas drogas en diferentes potencias y presentaciones tiene sobre la salud”, dijo la Dra. Nora Volkow, directora del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA). “Los adultos jóvenes están en una etapa crucial de la vida y están puliendo su capacidad de tomar decisiones informadas. Comprender el modo en que el consumo de drogas puede afectar las elecciones formativas en la adultez temprana es clave para ayudar a posicionar a las nuevas generaciones para el éxito”.

Desde 1975, el estudio Monitoring the Future ha realizado encuestas anuales sobre las conductas de consumo de drogas y la actitud hacia las drogas de una muestra de adolescentes con representatividad nacional. Un estudio panel longitudinal, parte de MTF, realiza encuestas de seguimiento en un subgrupo de esos participantes para registrar su consumo de drogas hasta la adultez. Los participantes reportan ellos mismo las conductas de consumo de drogas en tres períodos principales: durante toda la vida, en el último año (12 meses) y en el último mes (30 días). El estudio MTF está a cargo de científicos del Instituto de Investigación Social de University of Michigan, Ann Arbor, y es financiado por el NIDA, el cual forma parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH).

Los datos de la encuesta de 2021 se recopilaron en línea entre abril y octubre de 2021. Entre los principales hallazgos dentro del grupo de adultos jóvenes se cuentan los siguientes:

Consumo de marihuana: El consumo diario de marihuana (consumo en más de 20 ocasiones en los últimos 30 días), en el mes anterior y en el año anterior alcanzó los niveles más altos registrados hasta el momento desde 1988, cuando comenzaron a monitorearse estas tendencias. La proporción de adultos jóvenes que reportaron el consumo de marihuana en el año anterior llegó al 43% en 2021, un aumento significativo con relación al 34% de cinco años atrás (2016) y el 29% de diez años atrás (2011). El 29% de los adultos jóvenes reportaron haber consumido marihuana en el mes anterior en 2021, en comparación con el 21% cinco años antes (2016) y el 17% diez años antes (2011). El consumo diario de marihuana también aumentó marcadamente en esos períodos: en 2021, fue reportado por el 11% de los adultos jóvenes, lo cual señala un aumento importante con relación al 8% de 2016 y al 6% de 2011.

Consumo de alucinógenos: El consumo de alucinógenos en el año anterior se había mantenido relativamente estable en las últimas décadas hasta 2020, cuando los valores reportados comenzaron a aumentar drásticamente. En 2021, el 8% de los adultos jóvenes reportaron haber consumido alucinógenos en el último año, el nivel más alto desde que comenzó a medirse la categoría en 1988. En comparación, el 5% de los adultos jóvenes reportaron consumo de alucinógenos en el último año en 2016, y solo el 3% lo hizo en 2011. Los tipos de alucinógenos reportados por los participantes incluyeron LSD, MDMA, mescalina, peyote, hongos o psilocibina y PCP. El único alucinógeno cuyo consumo se redujo en forma significativa fue la MDMA (también llamada éxtasis o Molly); se observaron disminuciones con significancia estadística en un año y también en los últimos cinco años, del 5% en 2016 y en 2020 al 3% en 2021.

Vapeo: El vapeo de nicotina en el mes anterior aumentó marcadamente entre los adultos jóvenes en 2021, a pesar de que se había nivelado en 2020 durante la fase inicial de la pandemia. El continuo aumento en 2021 refleja una tendencia general ascendente a largo plazo: en 2021, la prevalencia del vapeo de nicotina casi se triplicó y llegó al 16%, en comparación con el 6% en 2017, cuando se tomaron registros de esta conducta por primera vez. La prevalencia del vapeo de marihuana en el último mes entre los adultos jóvenes había disminuido marcadamente en 2020, pero llegó nuevamente a niveles cercanos a los valores prepandémicos en 2021. Desde 2017, cuando se incorporó el vapeo de marihuana a este estudio, la prevalencia en el mes anterior se ha duplicado, del 6% en 2017 al 12% en 2021.

Consumo de alcohol: Los reportes de consumo de alcohol en modalidad de atracón —definida como cinco o más bebidas seguidas en las últimas dos semanas— entre los adultos jóvenes retornaron a los niveles prepandémicos en 2021, luego de mostrar una disminución importante en 2020 (el consumo alcanzó al 32% en 2021, en comparación con 28% en 2020 y 32% en 2019). La bebida intensa —definida como beber diez o más bebidas seguidas en las últimas dos semanas— alcanzó su nivel más alto desde que comenzó a medirse en 2005: fue reportada por el 13% de los adultos jóvenes en 2021, en comparación con el 11% en 2005. Sin embargo, el consumo de alcohol en el último mes y el último año, al igual que el consumo diario, han mostrado una tendencia descendente entre los adultos jóvenes en los últimos diez años. Por ejemplo, en 2021, el 66% de los adultos jóvenes reportaron consumo de alcohol en los últimos 30 días, una considerable disminución con relación al 70% registrado en 2016 y el 69% registrado en 2011.

La encuesta también reveló disminuciones significativas en el consumo de cigarrillos en el último mes entre los adultos jóvenes y en el consumo no medicinal de fármacos opioides en el último año (medidos en la encuesta como “narcóticos distintos de la heroína”), en comparación con diez años atrás. El consumo de ambas sustancias ha estado en constante disminución en la última década. Otros datos del estudio panel MTF de 2021 incluyen el consumo de drogas reportado por adultos de entre 35 y 50 años, por jóvenes adultos universitarios y no universitarios y entre varios subgrupos demográficos.

“Una de las mejores formas en las que podemos aprender más sobre el consumo de drogas y el impacto que tiene en las personas es observar qué drogas están apareciendo, en qué poblaciones, por cuánto tiempo y dentro de qué contextos”, dijo la Dra. Megan Patrick, profesora investigadora en University of Michigan e investigadora principal del estudio panel MTF. “Monitoring the Future y otras encuestas similares a gran escala realizadas sobre una muestra uniforme de población nos permiten evaluar los efectos de ‘experimentos naturales’, como la pandemia. Podemos examinar la forma de consumo y el motivo por el que se consumen drogas y destacar las áreas críticas para definir la dirección de las investigaciones siguientes y orientar las intervenciones de salud pública”.

Encontrará más información referente a los métodos de recolección de datos del estudio panel MTF y el modo en que se ajusta la encuesta por posibles exclusiones en el informe.

Los resultados de la encuesta MTF 2021 sobre las conductas de consumo de drogas y las actitudes relacionadas con las drogas entre los adolescentes de Estados Unido se publicaron en diciembre de 2021. Los resultados de 2022 se publicarán en diciembre de 2022.

Para consultar más información sobre programas de tratamiento para la salud mental o el consumo de drogas en su área, llame en forma gratuita y confidencial a la Línea Nacional de Ayuda, 1-800-662-HELP (4357), o visite www.FindTreatment.gov.

###

Acerca del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA): El NIDA forma parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH), una dependencia del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos. El NIDA patrocina la mayor parte de la investigación mundial sobre el impacto que el consumo de drogas y la drogadicción tienen sobre la salud. El Instituto conduce una gran variedad de programas para orientar políticas, mejorar la práctica y avanzar en el conocimiento científico de la adicción. Para obtener más información sobre el NIDA y sus programas, visite www.nida.nih.gov.

Acerca de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH): Los Institutos Nacionales de la Salud, el organismo nacional de investigación médica, comprenden 27 institutos y centros y forman parte del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos. El NIH es el principal organismo federal que conduce y respalda la investigación médica básica, clínica y traslacional, y está trabajando en la investigación de las causas, los tratamientos y la cura de enfermedades, tanto comunes como infrecuentes. Para obtener más información sobre los Institutos Nacionales de la Salud y sus programas, visite www.nih.gov.

NIH…Transformación de Descubrimientos en Salud®